Especializada en Trastornos de Ansiedad, Depresión,

Terapia familiar y de pareja. 

 
Ansiedad

La ansiedad es un trastorno del estado de ánimo, se presenta de diferentes maneras pero la mejor parte es que tiene solución, puede ser un padecimiento tremendamente desgastante y paralizante pero con la intervención terapéutica correcta podemos ponerla bajo control.

 

Existen varios trastornos de ansiedad, desde fobias, crisis de ansiedad, hasta trastornos de ansiedad generalizados. 

La ansiedad se puede manifestar de diferentes maneras pero se caracteriza por una sensación intensa de pérdida de control, de que algo muy malo va a pasar o de que estoy a punto de volverme loco. Además de los pensamientos fatalistas sobre el futuro constantes puede acompañarse de síntomas físicos muy incómodos como sensación de ahogo, taquicardias, sudoración fría, entumecimiento de manos y pies, hormigueo de los labios. Socialmente también puede afectar haciendo que a la persona le cueste trabajo relacionarse. 

Podemos entender entonces a la ansiedad como un estado emocional alterado que no nos permite vivir en calma, que constantemente nos lleva a estados de estrés intensos y que nos cuesta trabajo controlar como si nuestro cuerpo y mente se encontraran fuera de control. La ansiedad tiene solución y hay varios recursos que pueden mantenerla bajo control, el más importante, la respiración. 

 
Depresión

La depresión puede presentarse tanto en niños como en adultos y puede manifestarse en diferentes intensidades generando una sensación de un camino sin salida, sin embargo es una enfermedad del estado de ánimo y tiene un excelente pronóstico una vez atendida. Puede resultar en un trastorno que va llevando lentamente a la persona a estados cada vez más negativos, vegetativos y paralizantes. 

Existen diferentes grados de depresión, y a veces puede combinarse con otros trastornos, principalmente de ansiedad. Es muy importante buscar ayuda si sientes que tienes alguno de los siguientes síntomas:

  • Estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de las veces

  • Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño

  • Cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso

  • Cansancio y falta de energía

  • Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa

  • Dificultad para concentrarse

  • Movimientos lentos o rápidos

  • Inactividad y retraimiento de las actividades usuales

  • Sentimientos de desesperanza y abandono

  • Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio

  • Pérdida de placer en actividades que suelen hacerlo feliz, incluso la actividad sexual

Los niños pueden presentar síntomas distintos a los de los adultos, algunos de los síntomas pueden ser apatía, irritabilidad o tristeza persistente. Se debe vigilar especialmente los cambios en el rendimiento escolar, el sueño y el comportamiento. 

 
Terapia de pareja


En terapia de pareja mi trabajo es desarrollar en la pareja los recursos necesarios para poder tener una mejor confrontación, productiva y dirigida a resolver el problema. Aquí hace falta cuestionarse, ¿Cuántas peleas realmente han culminado en una solución funcional a la situación? ¿No muchas? Entonces la terapia de pareja podría enriquecer enormemente tu relación.  

En algún momento han llegado a consulta parejas jóvenes que recién comienzan su relación y en un primer momento se sienten incómodas por buscar ayuda si apenas comienza su relación, sin embargo, considero que es mucho mejor prevenir que lamentar, y es ideal que al comienzo de la relación tengamos a la mano todos los recursos para construir una relación saludable.

 

Por otro lado se encuentran las parejas que llegan en crisis y logran aprender una nueva manera de relacionarse cuando aún no es demasiado tarde, cuando aún no han transgredido los límites del respeto que les permiten aún confiar el uno en el otro, estos casos comúnmente salen enriquecidos y fortalecidos de su crisis.  

Una de las cosas más importantes que he aprendido en el ámbito del ser pareja es que no son los problemas los que terminan con una relación sino lo que hacemos con los problemas, cómo los enfrentamos, en amor y armonía, con paciencia y con planteamientos sutiles o con agresión y violencia, con indiferencia o a la defensiva. Las relaciones se construyen todos los días y cuando las construyes sobre bases sólidas y bien fundamentadas, las relaciones florecen de manera maravillosa. 

 
Relaciones interpersonales

Autoestima y autoconcepto sanos, inteligencia emocional, autocontrol, introspección, calma para escuchar y manejar a tu mente, consciencia clara, plena y presente en el aquí y el ahora, son solo algunas cosas que trabajamos para lograr que cualquiera que sea el problema que tengas, lo soluciones y termines enriquecido gracias a ese problema. 

La primera meta es lograr una buena relación contigo para partiendo de ahí, construir relaciones funcionales a tu alrededor. 

Conocer tus emociones, aprender a manifestarlas de manera productiva y saber como resolver problemas y conflictos, genera un cambio profundo y positivo en la manera en la que vives las relaciones contigo y con tu mundo. 

Se han realizado varios estudios sobre la felicidad, pero uno de los más importantes fue uno realizado en Harvard, acerca de qué es lo que realmente nos hace felices, y resulta que no es el dinero, el grado de éxito en la vida, o las posesiones que tenemos... lo que nos hace felices es la funcionalidad de nuestras relaciones humanas. Los resultados concluyen que entre mejores eran las relaciones de las personas más felices se reportaban a lo largo de sus vidas, así que no escatimes en crecer tus recursos para construir relaciones más sanas y satisfactorias a tu alrededor. 

 
Trauma

Partiendo del hecho de que no podemos controlar lo que pasa en nuestras vidas pero sí podemos decidir la actitud con la que las afrontaremos, es mi trabajo enriquecer a la persona para desarrollar habilidades resilientes para enfrentar el dolor, fluirlo, sanarlo y de preferencia usarlo a su favor para ser una mejor persona gracias a su crisis.

Las situaciones dolorosas o traumáticas pueden dejar huella en nuestra vida e incluso marcar nuestras decisiones en el futuro, sin embargo, podemos utilizar nuestra historia dolorosa de dos maneras, una, como justificación para dañar nuestra vida, rendirnos y tomar las peores decisiones para nosotros mismos, y la otra, usarlo como trampolín, como gasolina, como impulso para vivir una vida mejor, ¿De qué depende? de lo que decidimos hacer con lo que nos está pasando. No siempre es fácil pero es por eso que estamos los especialistas, para ayudarte a interiorizar de manera positiva y productiva la crisis que estés sufriendo en este momento. 

 
Terapia familiar

Límites, estructura, comunicación, balanceados con una manera amorosa de poner límites pero no por ello menos eficiente, nos dan como resultado un ser humano responsable, libre, con un criterio propio que toma decisiones pero que asume las consecuencias de las mismas. Disciplina positiva, crianza con apego y respeto por los límites con congruencia es mi sugerencia para una crianza de un ser más seguro, auténtico, que tenga un criterio propio, que crezca en libertad pero con consciencia y consideración por los demás y por su mundo. 

En el consultorio acompaño a las familias para lograr construir la estructura sólida y amorosa para construir adultos sanos, felices y responsables, trabajando de manera integral, incluyendo visitas a las escuelas y asesorías para los maestros que guían a los niños, de tal manera que todos estemos en la misma sintonía para lograr un cambio de raíz en el niño o adolescente. 

Otra de las cosas que trabajo comúnmente es como lograr darle una estabilidad a los niños aún cuando sus padres no pudieron funcionar como pareja y tuvieron que separarse, y lograr juntos, que el divorcio o separación se viva de la manera más sutil posible para los niños.