Educando ando...

Hasta la fecha sigo preguntándome cuándo abriremos de manera pública y al alcance de todos la universidad para la vida, materia: Cómo educar hijos felices... Creo que a todos los que somos padres nos preocupa y a veces se nos complica este arte tan maravilloso de ser padres. Es difícil elegir el estilo de crianza, el estilo parental, desde que son bebés comienzan las incógnitas, que si debe dormir conmigo o en su cama, que con chupón o sin chupón, que si lo pongo de ladito, ¿Boca abajo? ¿Boca arriba?, en fin, miles de preguntas que afloran en nuestra mente que no solo se complican con la edad, sino que se vuelven cada vez más profundas.


Sin embargo, más allá de nuestras expectativas acerca de lo que significa ser exitosos como padres creo que todos estamos de acuerdo en una cosa, todos queremos que nuestros hijos sean seres felices. Pero ¿Cómo lograrlo? ¿Les enseño idiomas?,¿Los mando a millones de clases extracurriculares?, ¿Les pago maestros particulares? ¿Los inscribo en la escuela más cara? ¿Les compro todo lo que quieran para que no se frustren? ¿Les evito a toda costa las pérdidas? en fin, una vez más la ruleta de los cuestionamientos. No digo que exista una fórmula mágica pero por lo que he podido dilucidar de mi corta y humilde existencia como madre, creo que hay algunas cosas simples, básicas pero poderosas que nos pueden ayudar a construir personas más sanas y por supuesto más felices...


ESPIRITUALIDAD Cultiva una espiritualidad en tus hijos, una filosofía de vida, con reglas claras fundamentadas en el respeto y en el amor, en la compasión y en la tolerancia. Un camino para relacionarse con ellos mismos, con sus cercanos y con el mundo entero. Entre más rico es el mundo espiritual más llenos nos sentimos, más sentido tiene nuestra existencia y se vuelve más profunda.


CONEXIÓN Pasa tiempo conectando con ellos, no solo estando presente, un bulto a veces es lo mismo que un padre presente con el celular en la mano "cuidando" de sus hijos. Observa sus ojos con atención, escucha sus palabras con conciencia, siente sus emociones y permítete conectar con esa persona que está frente a ti que no importa que edad tenga y disfruta enormemente cada vez que siente esta conexión contigo.


DISCIPLINA Permite que desarrollen disciplina, entiéndase disciplina como la voluntad de hacer lo que tengo que hacer aún cuando no tengo ganas. La disciplina es indispensable para ser feliz, si no sabemos esperar, o ser constantes para construir el camino que necesitamos recorrer entonces probablemente nunca lograremos nada significativo, y, ya sea en las relaciones, en las profesiones o en lo que quieras construir, que eventualmente te llevará a un estado de éxito y plenitud, todo implica disciplina.


COMPASIÓN Ayúdales a pensar en los demás, a dar, aportar, crear y ayudar, esto llenará de gozo sus corazones, y no habrá cabida para vacíos que luego los vuelvan vulnerables. Cuando das, el que más recibe eres tú, y en contraste, cuando solo piensas en ti la soledad y el vacío se vuelven más grandes.


AUTOSUFICIENCIA Enséñales a hacer las cosas por ellos mismos, cada cosa que logran aprender y desarrollar por ellos mismos se traduce en autoestima. Cuando se sienten capaces de resolver problemas, cuando ejecutan sus capacidades, se sienten poderosos, se saben con los recursos necesarios para salir adelante, para enfrentar la vida y vencer los obstáculos con valentía y éxito.


RESPONSABILIDAD Permite que vivan libres, que ellos decidan sobre sus vidas pero siempre asumiendo las responsabilidades y consecuencias de sus decisiones, no les enseñes el temor a decidir, mejor, enséñales la capacidad de reparar sus errores y asumir sus consecuencias, no siempre serán negativas. Poco a poco y de acuerdo a su madurez, enseña a tu hijo a elegir su ropa, su corte de cabello, etc., permítele experimentar la toma de decisiones con cosas que no le harán daño, y poco a poco, conforme observes su madurez, permite que tome cada vez más decisiones sobre su vida, hasta que logres construir un adolescente con criterio propio, que sepa lo que quiere y lo que no, lo que le conviene y lo que no, y que más que una persona obediente e influenciable, se convierta en una persona segura y madura, es decir, que toma buenas decisiones para sí mismo.


CREATIVIDAD. Fomenta la creatividad de la manera que se te ocurra, no se te ocurre nada, entonces aprende con ellos a conectar de nuevo con esa fuerza creativa que todos tenemos pero que perdemos a lo largo de la vida cuando no nos permiten experimentarla con libertad. Dibuja, esculpe, pinta, construye, inventa canciones, poemas, escritos, cuentos, soluciones, lo que sea que tenga que ver con crear algo... Y a todo esto, ¿Por qué es tan importante desarrollar la creatividad? Por que todos los problemas de la vida se resuelven mejor desde la creación de nuevas posibilidades.


AMOR Manifiesta tu amor a tus hijos con abrazos, palabras amables, sonrisas y miradas felices, recuérdales lo mucho que los amas, no solo con tus palabras sino también con los hechos, con tu respeto, con tu atención y tus apapachos, el amor nunca malcría, solo llena el alma, nos recuerda lo importante que somos para los demás, así que ama mucho a tus hijos cada momento y te darás cuenta de que lo más gratificante de amar es lo que se siente en el corazón propio cada vez que este hermoso sentimiento fluye a través de ti.

Por último, lo mas importante de todo, no les tienes que enseñar a ser nadie, ellos son perfectos tal y como son, más bien tu tarea es lograr que nunca olviden quienes son, que nunca se pierdan de ellos mismos, y si les pasa, que siempre encuentren en ti un muelle seguro que con amor les recuerda quienes son.






115 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo